Mis Amigos

martes, 26 de julio de 2011

recuerdos de Jaca


Si  existiese la ocasión de meterse en las aventuras de H.G. Wells y poder viajar en la maquina del tiempo, o de  poder montarme en un sueño mágico y conseguir que esa ilusión se hiciera realidad, mi mejor sueño,  no hay duda,  seria volver a revivir mi  niñez en estas tierras,  en aquellos años increíbles, acompañados  de la mas  tierna ingenuidad de mi infancia, junto a mis seis hermanos y con todos  los amigos que allí forjé y que nunca, después de tanto tiempo, tampoco he olvidado.
Con mi padre,  militar destinado en La Escuela Militar,  y  con mi madre y mis hermanos,  Sergio (el mayor) yo (Jorge, el segundo) y mi otro hermano Pablo llegamos a Jaca en 1954; yo apenas había cumplido 4 años, recuerdo que siempre iba de la mano de mi hermano mayor al que cariñosamente le llamábamos “Tate”, luego yo lleve de la mano a Pablo y él me llamaba “Tote”; después y hasta 1968 en que dejamos atrás  Jaca, nacieron allí y casi seguidos mis otros  cuatro hermanos,  Gustavo, Alberto, Olga y Roger.
Allí y durante esos años,  disfrutamos toda nuestra infancia en Jaca: recuerdo que entonces solo era aun un pueblo grande, con un paisaje y un entorno en estado puro y salvaje;  gozamos esos años de los mejores momentos de nuestras vidas; Aun hoy no puedo recordar momentos y días  mejor que aquellos. Disfrutando plenamente de la naturaleza, de sus montañas cercanas,  de sus ríos y de todo su entorno privilegiado, cada día era una aventura, avivada y  dibujada por la ilusión y por las ganas de soñar e inventar una nuevas fantasías cada día... Asi comenzó nuestra aventura en Jaca,  poco a poco nuestro zurrón de pequeños recuerdos se fué llenando de ellos y grabandose a fuego lento en nuestros corazones para siempre, fué, es y será siempre nuestra patria chica, nuestro pueblo  y al que nunca dejamos de volver en cuanto nos es posible, nuestros recuerdos tambien están grabados en esa tierra de la que no pasa un dia sin que la nombremos.
una foto de cinco hermanos de izquierad a derecha Olga, Alberto, Gustavo, Pablo y Yo

9 comentarios:

  1. Hola!!!!! Te devuelvo la visita y me quedo con ganas por tu blog, pues son recuerdos de una ciudad que los dos adoramos.
    Con un poquito más de tiempo volveré a visitarte, ahora me voy que he quedado en persona con Trimbolera. Un saludo navideño y te sigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok Liova.. ya tendremos tiempo de charlar con mas tranquilidad.. saluda y dale un abrazo a Angelines de mi parte; hace poco que la conozco tambien por aqui; es una persona entrtañable y familiar, me encanta tambien,.

      Eliminar
  2. Anda que sorpresa !!
    Que alegría encontrarnos aquí, en el mejor sitio y momento, porque esto de los blog es lo que tiene, nos "vemos" a cualquier hora.
    Tus recuerdos son preciosos porque pasaste la mejor época de tu vida, la de las aventuras. Da gusto ver esa foto ... qué estaría diciendo Gustavo ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Angelines, el mundo "Bloguer" es un pañuelo, y da gusto vernos de vez en cuando, es como tener otro móvil, pero mas "familiar"
      Me encanta que te gusten mis recuerdos, desde luego pertenecen al mejor momento de mi vida, y ahí siguen, anidando en mi memoria y recordando al niño que fui, y sigo siendo en el fondo..

      Eliminar
  3. Sigamos con las alegrías... Ha sido genial encontraros aquí. Bueno, bueno... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Montse.. aquí nos tienes siempre que lo desees.. un abrazo.

      Eliminar
  4. Me ha encantado. Me hago seguidor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias "Sejo"...por aquellos buenos tiempos...es bonito que sigan conm nosotros.. un abrazo

      Eliminar
  5. My brother recommended I would possibly like this web site.
    He was once totally right. This post actually made my day.
    You can not consider just how a lot time I had
    spent for this info! Thanks!

    My webpage how to get free instagram likes and followers

    ResponderEliminar